Meditación del Toque del Maestro (o Triángulo del Conocimiento)

Siéntate en postura fácil, con un ligero jalandhar bandh como un gran yogui o yoguini.

Posición de ojos: Fija tu mirada en la punta de la nariz con los ojos entreabiertos una décima parte.
Mudra: Maha Gyan Mudra. Coloca la yema del dedo índice derecho (dedo de Júpiter) sobre la yema del dedo índice izquierdo. Los dedos apuntan hacia arriba y forman un ángulo de 45º. Los otros dedos están enroscados hacia las palmas, con los pulgares por encima. La palma derecha mira hacia fuera del cuerpo, la palmada izquierda mira hacia el cuerpo. Sostén el mudra al centro del corazón, los hombros están relajados.

Mantra: (en monótono -preferible): Aad Sach, Llugaad Sach, Jebhi Sach, Naanak Josi Bhi Sach.

Puedes cantar o entonar el mantra, pero debe hacerse en monótono. El Sach se enfatiza cuando metes el ombligo en cada repetición de la palabra. Mientras cantas en voz alta, escucha con tu oído interno. Deja que el oído interno vibre. Sintoniza tu oído interno para que el martilleo de la cadena de huesecillos le permita a tu cerebro analizar el sonido mientras lo oyes.

Tiempo: 11 min a 2 h 30 min

Para finalizar: Inhala, sostén la respiración. Exhala, relaja el mudra y la respiración. Cierra tus ojos y descansa durante 2 minutos

En este vídeo te enseñamos la Meditación del Toque del Maestro:

Comentarios:

El mantra se traduce como: Verdad prístina. Verdadero todo el tiempo. Verdadero en este instante. Oh, Nanak, siempre Verdadero.
Estas son las cuatro etapas de la verdad que deben prevalecer a través de un toque. En las escrituras, está registrado que esta meditación debe hacerse durante 2 y 1/2 horas. Sin embargo, tú decides cuánto tiempo practicar. Este es un sadhana personal.
Yogi Bhajan dice acerca de esta meditación: «En este kriya que te estoy dando. tienes que sintonizar tus oídos. No el oído externo -ese no te ayudará- el oído interno. A los lados, tiene el martillo y dos huesecillos, y si el martillo y los huesecillos tienen un martilleo adecuado, entonces, tu cerebro puede analizar y entender lo que estás oyendo al mismo tiempo.
El mudra permite que la energía infinita penetre.
Cantar el mantra estimula el paladar superior con la punta de la lengua. lo cual sintoniza el tálamo y el hipotálamo. La concentración en la punta de la nariz causa que el lóbulo frontal, el cual controla la personalidad, se vuelva como plomo. En determinado momento, el dolor puede tornarse tan insoportable que no lo podrás aguantar. Entonces, se “rompe”. y tú has encontrado lo que estabas buscando, y eso es para siempre. Nadie te lo puede quitar.
Para hacer crecer raíces, tienes que abrirte.

Como aprendiz de este proceso, tienes que ofrecerte en rendición para recibir el Toque del Maestro. Tú te colocas sobre la raíz de un árbol como un pequeño oso, que se extiende hacia arriba para sostener el tronco y que trepa a la rama más alta para obtener la colmena, inconsciente de los aguijones de abeja, resuelto a conseguir la miel. Él bebe la miel, se satisface y desciende al suelo -cayendo por las ramas, lo cual amortigua su caída. Después de estirarse y nutrirse, el pequeño oso recuerda el sabor de la miel y el sentido de logro. Él trepa el árbol una y otra vez, alcanza ese logro con éxtasis y nada más importa.

La vida es una mentira si no logras tu Ser para ti mismo. Esa es tu miel, -tu dulzura. Debes lograr el Infinito cuando tu identidad sea tal no-identidad que se funda en todo.

Una vez que eres eso, tú bendices a todos. Eres honrado y estás en éxtasis: ilimitado, sin ningún confinamiento, ningún territorio, sin demandas, sin peticiones.

En este proceso, tú provocas, ofreces, te rindes, logras y desciendes:

  • Provoca, pues todo es provocación, ya sea para controlar o para recibir.
  • Ofrece, puesto que tú debes decidir cómo ofrecer o presentarte.
  • Ríndete, pues cuando te rindes. tu Ser activo se vuelve cero, shunia. La rendición es el poder más alto para obtener todo lo que quieras obtener.
  • Logra, porque, una vez que tienes un sentido de logro y dices “iDios mío!”, si conviertes ese “¡Dios mío!” en “iAlma mía!”, ya encontraste a Dios.
  • Tú tienes un alma, ¡lógrala! Cuando te encuentras a ti mismo o encuentras tu alma, eres completo.

Desciende porque, como una carretilla elevadora, puedes descender, ir a la suciedad y subir. Este descenso se realiza en el estado más alto de mente y espíritu.

Cuando la Era de Acuario llegue y la gente te busque, no tendrás más tiempo sino para tocarlos y decir “¡Bendito seas!”. para traer toda la psique y el Ser de una persona en equilibrio.

Ese toque creará un estado de Aad Sach, Dllugaad Sach, He Bhi Sach, Naanak Hosi Bhi Sach – Verdad original, Verdad a través del tiempo, Verdad ahora y por siempre Verdad.

Esto debe prevalecer a través de un toque. Este mantra te dará el poder del Toque del Maestro. Y cuando perfecciones este mudra con los dedos de Júpiter juntos, canta el mantra de una sentada durante 2 y 1/2 horas (un décimo de tu día). Eso te brindará este Toque. No hay poder ni magia en el planeta que lo pueda detener. Tiene, una permutación, una combinación, una proyección y un poder que trae toda la Prakirti (la existencia) hacia el ser de Purkha (la Divinidad).

Todos estarán agradecidos contigo. Encontrarás gracia, respeto, amor y satisfacción en el hecho de que estás sirviendo la Creación de Dios. Entonces, verás a Dios en todos, en ti mismo y en cada faceta de la vida. Se volverá verdad: “Si no ves a Dios en todo, no ves a Dios para nada. Tú verás a Dios».

Ayuda músical: https://www.youtube.com/watch?v=3kffpon-QLI

6 comentarios en “Meditación del Toque del Maestro (o Triángulo del Conocimiento)”

  1. Hola. Queda claro todo sobre la práctica. Los comentarios son inspiradores y densos. Necesitaré más lectura atenta para comprender.
    La ayuda musical me lleva a entrar en la meditación. Sat Nam.

  2. Hemos terminado los once días de meditación y, sin embargo, tengo la sensación de que mañana continuará. Cada día que pasaba ha ido mejor. Se afina la postura, la pronunciación y la concentración. Aunque los pensamientos suelen venir e irse no han requerido ninguna atención especial. Ha sido un espacio íntimo y acompañado de un grupo muy entrañable. Deseo agradecer a los promotores su iniciativa, el tiempo que a diario han dedicado y su compromiso.
    Saludos

  3. Carolina Rius

    Esta práctica meditativa te permite sentir cómo asciende la Energía desde el primer chackra hasta los centros superiores, deshaciendo nudos y bloqueos. El mudra es poderoso. La vibración en el índice, el dedo del alma y el conocimiento es muy intensa. Es una meditación acogedora y fácil de realizar pero muy potente. Muchas gracias por la propuesta. Han sido once días muy bonitos. Con ganas de seguir con esta práctica.

  4. Tera Sangeet kaur

    Muchísimas gracias
    Esta meditación me ha gustado mucho.
    Desde el primer momento el mantra, el mudra y la entonación del mantra implicando el punto del ombligo ha hecho que sintiera una refrescante y burbujeante energía.
    La he sentido muy potente a la vez que me dejaba un estado de quietud y un toque de claridad mental muy despierta.
    La verdad que el toque del maestro la podría definir como una meditación muy elevadora y llena de sensaciones.
    Merece la pena experimentarla
    Seguiré el camino.
    Muchas gracias por crear espacios para compartir y elevarnos como humanidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.